Cargando
El Crecimiento Empresarial

El Crecimiento Empresarial - por Jesús M. Lozano


El estereotipo que se tiene al comenzar con una empresa generalmente es que hay dos escenarios iniciales: En el primero cuentas con un nivel de apoyo tanto financiero, estructural y de credibilidad que va a facilitar el arranque, o bien, el segundo escenario es comenzar sin nada. Siguiendo los principios de la Ley de la conservación de la materia de Lavoisier: la materia no se crea ni se destruye, solo se transforma; pienso que en el ambiente de los negocios y en el empresarial es igual. La realidad es que nadie viene al mundo sin nada, ni tampoco se comienza una empresa desde cero, el ser humano es creativo, cuando decide realizar una acción siempre tiene dos variables determinantes para iniciar, desarrollar y evolucionar su empresa. Primero, existe una motivación emocional a iniciar, y segundo, tiene un soporte inicial relacionado con alguno de los tres factores para la producción: Tierra, trabajo y capital. Cuando el ser humano logra de alguna manera conglomerar dentro de su entorno estas variables tiene el escenario preparado para poder comenzar los dos retos o etapas que realmente definen el crecimiento empresarial: 1. Mantener la motivación inicial y la producción, 2. Evolucionar a un ambiente prolifero de desarrollo.
En el primero viene a la mente lo mencionado por Secretaría de Economía, el 65% de las empresas desaparecen los primeros dos años. Dato que no debe ser un desaliento ni mucho menos un detractor, al contrario, marca una pauta de tiempo que hay que poder vencer por parte de cualquier empresa nueva. Mantener un nivel motivacional y poder proveer a la empresa con los factores necesarios para seguir produciendo (no necesariamente con altas utilidades), son sin lugar a dudas vías para poder librar esa primera etapa y no ser parte de la cifra de mortalidad empresarial. En lo personal la motivación que ha detonado continuar es poder demostrar la capacidad del mexicano en aspectos de tecnología e innovación, así como ofrecer a las empresas una solución colaborativa/social completa que realmente alcance sus beneficios esperados. Como cualquier aspecto de la vida, el ser humano evoluciona tanto en metas y capacidades, en las empresas sucede igual. La capacidad de poder hacer evolucionar a la organización a un ambiente prolifero en el desarrollo por medio de los factores de producción es el segundo reto. Usualmente se da mediante la búsqueda constante de un parte aguas que detone llevar la organización a otro nivel, este parte aguas lo conocemos coloquialmente como “una grande” es decir, una oportunidad grande de negocio que brinde a la organización lo que se buscaba desde el inicio: fuerza financiera, estructural y credibilidad. Este parte aguas sin lugar a dudas es algo que se logra tanto por trabajo como por insistencia, y en mi opinión la segunda tiene más peso. Por lo cual el crecimiento empresarial tiene su objetivo general mantener y desarrollar/evolucionar, tanto el aspecto motivación en la iniciativa como también los factores de producción. Logrando bajo un nivel de trabajo y persistencia el crecimiento para llegar a un circulo virtuoso de: motivación- factores- producción- desarrollo- crecimiento-innovación.

Jesús M. Lozano G.

comments powered by Disqus